Las increíbles propiedades del hibisco

logo_isa_ros_herbolario_def

 

Por Luis Molina Aguirre

 

hibisco_destacada

Desde la sección de Salud y Belleza, llevamos ya más de tres años hablándoos de multitud de remedios naturales para mejorar nuestra salud sin necesidad de tener que optar, únicamente, por los productos químicos que, generalmente, suelen tener una gran cantidad de contraindicaciones. Esto no significa, en absoluto, que no debamos hacer caso a nuestro doctor.

Hoy os traemos una nueva planta que muchos conoceréis por ser una de las típicas que acompañan a algunos gin-tonic. Se trata del hibisco una bonita flor de color rojo (el más habitual), rosa, amarillo, naranja, y blanco que cuenta con una gran cantidad de propiedades para mejorar nuestra salud. Hoy, en masbrunete.es, os contamos todas sus propiedades, más allá de aderezar una de nuestras bebidas favoritas.

Como hemos mencionado, la flor seca del hibisco puede servirnos para solucionar infinidad de problemas relacionados con la salud, tales como disminuir o eliminar el dolor de garganta y calma la tos, la estomatitis, la bronquitis, la disentería, los cólicos y los calambres, ya que contiene vitaminas como la tiamina, la vitamina C y la riboflavina; regula el colesterol y la hipertensión; facilita la digestión ya que regula el tránsito intestinal e impide la absorción parcial de los hidratos de carbono y las grasas, por lo que puede ser muy útil para perder peso y, además, anula la acción antidiurética de las hormonas de los riñones y sirve como laxante; alivia los síntomas y dolores menstruales ya que contribuye al equilibrio hormonal y tiene un efecto antiinflamatorio; también es un ansiolítico natural sin ningún efecto secundario si se toma en la dosis adecuada (tres tazas al día); la flor del hibisco también es un gran aliado para nuestra piel, ya que usada como cataplasma sobre una picadura o una herida, actúa como calmante y antiinflamatorio, igualmente tiene un efecto hidratante sobre la epidermis que contribuirá a dejarnos la piel muy suave y brillante.

hibisco_amarillo

La flor del hibisco en infusión tomada regularmente es una aliado natural para nuestro organismo, ya que tiene un potente efecto antioxidante, gracias al gran contenido en ácido cítrico y ácido ascórbico. Estos, son unos potentes antioxidantes que contribuyen, como ya os hemos contado en otras ocasiones en esta sección, a proteger las células de los efectos de los radicales libres, los cuales provocan el envejecimiento celular acelerado. Además, como consecuencia de lo anteriormente indicado, el hibisco resulta una gran ayuda para nuestro organismo a la hora de estimular el sistema inmunológico.

Otra de las virtudes de esta bonita y exótica planta, es su potente efecto diurético que nos ayudará decididamente a eliminar la retención de líquidos contribuyendo a disminuir el volumen abdominal y el de las caderas. Pero no solo eso, nos va a resultar muy útil a la hora de tratar de perder peso ya que, en el contexto de una dieta equilibrada, es capaz de potenciar los efectos de esta gracias a que se trata de un acelerador metabólico natural y un estimulador de grasas debido a la presencia de gran cantidad de sustancias flavonoides, antioxidantes y antiinflamatorias, que no solo nos ayudarán a perder peso, sino, también, a eliminar más fácilmente las toxinas.

hibisco_rojo

El té de hibisco también puede resultar un actor fundamental a la hora de regular la circulación ya que, como hemos mencionado antes, tiene un alto contenido en flavonoides, los cuales nos ayudarán a reducir la presión arterial y a mejorar nuestra circulación sanguínea. Al respecto, en el año 2008, la American Heart Association de Estados Unidos, realizó un estudio con té de hibisco con el que demostró que se trata de un poderoso agente capaz de reducir la presión arterial en adultos hipertensos.

Como podéis ver, el hibisco tiene multitud de beneficios para nuestra salud, pero os cuento el último, ideal para aquellas personas preocupadas por su cabello. Y este es su capacidad para disminuir la fragilidad capilar, ya que fortalece las raíces mismas del pelo, disminuyendo su caída. Para ello habrá que mezclar las hojas secas de la planta con agua, de este modo obtendremos una mascarilla capilar que usaremos durante el lavado. Esta acción hidratará el cuero cabelludo, lo nutrirá y lo reforzará, además, nos permitirá reducir la caspa y el picor.

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *