Entrevista a David Cantero: “Los seres humanos tenemos que estar dispuestos a caernos, a levantarnos y a empezar de cero”

david_cantero_destacada

Una de las actividades más fascinantes que ofrece la profesión periodística es, sin duda, la realización de entrevistas, ya que a menudo, permite descubrir grandes personas tras el personaje o perfil público que representan. Es el caso de David Cantero, escritor brillante, comunicador impecable, reportero de corazón y brunetense de alma; pero además, una persona ocurrente, amable, sincera, sensata y equilibrada. Actualmente es presentador de informativos en Telecinco y además, saca tiempo para escribir novelas, practicar judo, investigar sobre astronomía, disfrutar de la música…

Sobre la espalda, cientos de experiencias acumuladas durante sus largos años como corresponsal y reportero; le han apaleado, disparado… pero siempre ha tenido el coraje de tirar para adelante.

David adora a su familia que es el pilar sobre el que ha construido su vida y ama el lugar que ha elegido para vivir y formar su hogar: Brunete.

Hace muy pocos días publicaba su última novela “El destino era esto”, y desde masbrunete.es  quedamos con él para charlar sobre su libro, en un encuentro que derivó en una conversación fascinante sobre su vida, junto a un café y un ejemplar de su obra, que nos dedicó amablemente.

david_cantero_sencilla

Masbrunete: David, si no tengo mal entendido, tu vocación periodística comenzó tras una “excursión” escolar a Prado del Rey…

David Cantero: “Sí, así es, con ocho años empezó todo, durante una “excursión” a Prado del Rey con un profesor que yo tenía, don Manuel, que además de ser profesor de música, trabajaba en Radio Televisión. Yo me quedé impresionado, me fascinó muchísimo, me quedé obsesionado, sobre todo con los estudios, los platós, la cámaras; de hecho, a partir de aquel momento, siempre que jugaba, fabricaba mis camaritas como podía con cajas de cartón, y me obsesioné con trabajar en televisión. De allí nació mi vocación absoluta.

MB: ¿Antes de aquella experiencia nunca habías pensado dedicarte a la televisión?

DC: No, antes nada… ten en cuenta que en aquella época apenas había teles; el mundo de la televisión era como Marte, no estaba a tu alcance. Pero desde aquel momento, supe que lo que realmente quería era ser cámara y trabajar en televisión.

Bueno, he de confesar que en mi juventud tuve también otra vocación: ser policía. De hecho me presenté a las oposiciones, pero me “tiraron” por la talla y aquello cambió mi destino; está claro que si hubiera entrado en la Policía mi camino hubiera sido muy distinto.

En aquellos tiempos las cosas eran muy distintas, trabajabas sin contrato por un bocata, haciendo lo que fuese.”

MB: Y comenzaste a trabajar en televisión en el año 1984…

DC: Bueno, en realidad comencé antes, en el año 1982 cuando entré en Televisión Española, aunque en aquellos tiempos las cosas eran muy distintas, trabajabas sin contrato por un bocata, haciendo lo que fuese; luego ya comencé a trabajar en los estudios como auxiliar de cámara, mozo, ayudante, tira cables, de lo que te cogían para ese día. En 1984 ya hice una oposición que aprobé con muy buena nota y me hicieron  un contrato serio, trabajando con otras condiciones. De Madrid me destinaron a Sevilla y allí estuve muchos años, luego me fui también por oposición a la corresponsalía de Roma, Italia y Vaticano, y allí estuve tres años. Luego volví a Sevilla, a Madrid, y así fui cambiando distintos destinos.

MB: Y llegaste a presentar “Informe Semanal”, algo realmente cotizado en su momento…

DC: Sí, “Informe Semanal” fue el programa estrella de Televisión Española durante muchos años. Gozaba de muchísimo prestigio y todos estábamos como locos por trabaja en él; y yo trabajé primero como reportero gráfico y, luego, como  presentador durante tres años.

MB: ¿Qué vivencias tienes como reportero? ¿Qué ha supuesto esa faceta profesional para ti?

DC: Ser reportero es una profesión más que divertida, cuando mejor lo he pasado profesionalmente ha sido en mi etapa como reportero. Es cierto que tienes que ser joven y entusiasta y no tener familia, cuando tuve a primer hijo me empecé a pensar las cosas mucho más. Yo viví intensamente aquellos años de reportero; viví peligrosa y agitadamente.

MB: De esa etapa como reportero, ¿hay alguna experiencia que recuerdes especialmente porque te ha marcado más?

DC: Sobre todo en África, un continente en el que he visitado muchos países jodidos, de los que nadie se acuerda, allí he vivido situaciones muy duras, por ejemplo en El Chad donde todavía estaban en guerra o en Mozambique donde viví casi el final de la guerra en Maputo, una ciudad  sitiada. Allí viví momentos complicados porque la guerrilla hacía barbaridades. Recuerdo que salimos de la ciudad que estaba sitiada a visitar a una aldea que habían masacrado y lo que allí encontramos fue terrorífico. No hay un solo momento sino muchas cosas que he visto y que me han marcado. A veces lo que te marca no es solo la guerra, sino historias personales que te dejan impactado, como un reportaje que realicé en una leprosería… He vivido muchas experiencias.

david-cantero-espaldas

MB: ¿Serías capaz de resumir esa etapa de tu vida en una idea o frase?

DC: Podría resumirse en “vivir intensamente”; siempre he vivido intensamente, soy una persona que con 30 años ya había vivido mucho. Con 17 años me metí en el Ejército y ahí empezó mi vida independiente. Vivir intensamente te hace tener un concepto global de las cosas, te hace ser más humilde, más consciente de que tienes mucha suerte de vivir donde vives,  de lo mal que vive mucha gente,  del sufrimiento que hay y de lo dura que es la vida, te hace relativizar que para mí es muy importante. Siempre hay que tirar para adelante con lo que te va deparando la vida. Es verdad que las cosas han cambiado mucho. Antes enseguida buscabas trabajo, yo empecé con 14 años, pero hoy ves a jóvenes con treinta años viviendo con sus padres. Antes éramos como más callejeros, ahora los jóvenes viven más en sus casas, pegados a las pantallas.

MB: A lo largo de tu carrera has recibido varios premios. En 2010 el “Micrófono de Oro” por la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión, en 2012 fuiste nombrado “Hombre del año” y “Mejor comunicador” por la revista Men’s Health…

DC: No soy una persona que dé importancia a los reconocimientos. No me han dado muchos premios, pero no es una cosa que me importe, realmente me da igual. Hombre, cuando te dan un reconocimiento lo agradeces y te alegra, claro, cómo no, pero no busco eso ni lo espero, mi único objetivo en la vida es estar bien, estar sano y no hacer mucho ruido  y pasar por la vida sin molestar a nadie y sin que nadie me moleste,  y que mi familia esté bien.

MB: Dices, David, que te gusta pasar por la vida sin hacer mucho ruido, pero no obstante, has sido y sigues siendo innovador y algo “transgresor” a veces, por ejemplo, fuiste el primer presentador de informativos en quitarse la corbata…

DC: (Sonríe) Sí, estuve entre los primeros, creo que Lorenzo Milá y yo fuimos de los primeros en quitarnos la corbata, cosa que por cierto, no funcionó y que tuvimos que dar marcha atrás. La gente espera que el presentador de informativos se presente de forma elegante y bien vestido con chaqueta y con corbata, no aceptan bien que vayamos “descorbatados”…

libro

MB: Sin duda tantas experiencias acumuladas han ido moldeando tu vida y tu desarrollo profesional. A nivel literario también hay una evolución, esta novela es diferente a las escritas con anterioridad…

DC: Sí, es completamente diferente. Así me lo propuse, es una cosa muy meditada. He querido hacer un libro que fuese sencillo, que se leyera rápido, eliminando todo lo superfluo, lo que interrumpiera el ritmo de la historia, de hecho es muy cinematográfico por eso,  parece que estás viendo una peli a medida que lo estás leyendo porque las cosas suceden a una velocidad de vértigo, en un período muy corto, son 4 meses de acción y ha sido un trabajo más de poda que de añadir.

MB: Cuéntanos algo de esta historia en la que se mezcla lo policíaco con lo romántico…

DC: “El destino era esto” es una historia policial; de policías y de amores complicados, personajes que se enamoran de quien no deben. En este caso he escogido como protagonistas  a un policía y a un presentador famoso de televisión, esas son las dos historias que se entrelazan.

Realmente el origen de esta novela está en la historia del presentador de televisión famoso que se mete en un gran lío, pero la fui trabajando y complicando, y me apetecía mucho hacer una novela con policías, con policías españoles de andar por casa, de los nuestros y creo que al final las dos historias entrelazan bien.

MB: Creo que es una historia trepidante, porque ya en la primera página se vive un intento de secuestro…

DC: Ese es el punto de partida, quería empezar de manera que no te da tiempo ni a tomar aliento. Ya desde la segunda página se produce el intento de secuestro de Patricia, por lo que conocerá a Damián en la comisaría, produciéndose una hecatombe sentimental. Damián es un policía rudo,  que no quiere saber nada de amor, ni parejas; sin embargo, ese encuentro con Patricia, una mujer que no pertenece a su mundo, y que no está a su alcance, le volverá completamente loco …  En general, creo que el mundo es en esto muy machista, parece que solo son las mujeres las que se pueden volver locas por amor, pero los hombres también pueden llegar a  perder los papeles y a volverse completamente gilipollas por amor.

david_cantero_firmando_libros

MB: ¿Y el periodista?

DC: Ramiro Campanas es un periodista famoso de verdad; todo el mundo le conoce y le quiere porque es un tío muy familiar y lo que menos te esperas es que se pueda meter en una situación turbia, en un pesadilla…. Sin embargo se mete en el lío de su vida, por tener un affaire con una chica más joven, cuando la cosa se les va de las manos.

MB: Después de titular tu última novela “El destino era esto”, ¿Crees en el destino?

DC: El destino no tenemos ni puñetera idea de lo que es. Me podía haber llevado a ser comisario de policía y, sin embargo, me ha llevado a ser un periodista popular. Yo no creo que el destino sea solo cuestión de azar, puede que lo que existan sean las casualidades y un montón de casualidades te lleven a ser lo que eres, a recorrer los caminos  de la vida que uno recorre, pero también pienso que uno puede forzar un poco, intervenir… y que si eres inteligente y sagaz, y estás atento a cómo transcurre la vida y sus señales, a veces puedes alterar un poco el destino.

Los seres humanos tenemos que estar dispuestos a caernos, a levantarnos y a empezar de cero.”

Renovarnos y empezar de cero. Los seres humanos tenemos que estar dispuestos a caernos, a levantarnos y empezar de cero. La vida es muy frágil, a mí es una cosa que siempre me obsesiona y que se nota mucho en todo lo que escribo: lo fina que es la línea que nos separa de la desgracia. El ser humano tiene esa mala tendencia a creer que somos eternos. No debemos vivir con miedo ni condicionados hay que seguir echando para adelante y vivir con ganas y arrojo, plantando cara a lo que te pueda llegar, pero también con prudencia. Puedo tener una visión del ser humano pesimista y nefasta, casi al borde de perder la fe en el ser humano, pero por otro, lado soy una persona súper positiva y optimista porque creo que ahí está la salvación: no valen de nada el pesimismo ni el derrotismo, pero sin caer en el optimismo ingenuo y bobalicón.

La vida es hermosa, veloz… pasa rápido y hay que disfrutarla pero cuidad o porque el ser humano es una especie muy errónea y estamos constantemente cayendo en los mismos errores… Deberíamos todos tender a ser lo más pacíficos, amables y cordiales y, en general, llevarnos bien con la vida y con los demás. Hay mucha gente que busca líos, y es malintencionada, violenta, envidiosa, que quiere guerrear y eso al ser humano el pierde.

MB: ¿Es cierto que te apasiona la astrología?

DC: A mí me marcó una madrugada  en que mi padre me despertó para que viera las imágenes de cómo el hombre había llegado a la Luna. Vengo de una familia de aviadores, mi padre era piloto y en mi familia siempre ha habido mucha pasión por la astronáutica y por la aeronáutica.  Yo vivo absolutamente fascinado con la conquista del espacio, con los logros espaciales, con qué somos, dónde vamos y soy muy consciente de que vivimos en un planeta ínfimo que gira alrededor del sol que, a su vez, gira entre miles y millones se estrellas y galaxias, que el universo conocido tiene 16.510 años y eso es una pequeña porción…. Vivimos sometidos a los vaivenes del universo, cualquier día una tormenta solar o un asteroide de tamaño considerable puede terminar con todo lo que tenemos y con toda nuestra arrogancia. Entiendo que el ser humano no viva pensando en estas cosas, pero yo lo hago desde que tenía 8 años.

Siempre ando indagando, investigando, viendo documentales, todo lo que sé me parece poco y no entiendo que el ser humano no tenga una inquietud mucho mayor por saber qué somos; yo sé que puede llegar a agobiar, que puede parecer mejor no saber, pero a mí me apasiona este asunto. Tengo la suerte de haber vivido en una época en la que se produjeron muchos avances en este sentido, como la puesta en marcha del primer satélite Sputnik, la carrera especial la viví siendo joven….ahora estoy viviendo la maravilla de los descubrimientos con el telescopio Hubble o el que se pondrá en funcionamiento próximamente.

MB: ¿No tienes pensado escribir una novela que integre todos estos elementos?

DC: Sí, de hecho tengo escrita una a medias sobre ciencia ficción, a lo mejor me meto con ella y puede que sea mi quinta novela.

MB: Tu padre también fue también una gran influencia a nivel literario…

DC: Mi padre adoraba leer, adoraba las letras, creo que quería a sus libros casi tanto como a sus hijos; amaba la literatura, la poesía… era para él lo más importante. Mi padre era un lector compulsivo un verdadero amante de las letras. Estoy seguro de que le hubiera encantado escribir, lo que pasa que no se vio capaz, y se sentiría muy orgulloso de ver que uno de sus hijos ha escrito unos cuantos libros.

(Mi padre) se sentiría muy orgulloso de ver que uno de sus hijos ha escrito unos cuantos libros.”

david_cantero_judo

MB: David Cantero es un hombre de lo más polifacético; además practicas judo…

DC: Sí, estoy en el Club de Judo de Brunete; el judo es una de mis grandes pasiones. El ejercicio físico es fundamental para mantenerte vivo, ágil, capaz de luchar. El judo tiene mucho que ver con la filosofía, es más que un deporte… es una forma de vida, de afrontar la vida.

Llevo muchos años porque empecé muy joven, con ocho años, lo que pasa es que las circunstancias de la vida me han llevado a dejarlo y a retomarlo en distintas ocasiones. Ahora por fortuna desde que estoy en Brunete, desde que me encontré con el maestro Quino, se ha convertido en algo cotidiano que me resulta imprescindible para el equilibrio, para la salud, incluso para divertirme, y para fortalecerme a nivel espiritual y físico. Yo recomiendo siempre a la gente que se acerque al judo, cuando lo practicas ya no logras concebir la vida sin él.

MB: David, ¿cómo llegaste a Brunete?

DC: Llegué de forma casual. Cuando me destinaron a Madrid de forma casi definitiva, tuve que buscar casa y mi hermano que vivía en Brunete se iba a cambiar de casa y me pasé unos meses viviendo en su apartamento. Curiosamente Brunete siempre ha formado parte de mi vida porque mi padre estuvo en la Batalla de Brunete, y siempre contaba sus historias. Nuestro pueblo, nuestra vida estaba en el Valle del Tiétar en Sata María del Tiétar, en Sotillo de la Adrada, y aquella zona, a la que íbamos constantemente y siempre pasábamos por Brunete para descansar y tomar algo.

Cuando vinimos a vivir a Brunete, al apartamento que nos dejó mi hermano, nos encantó este sitio lleno de paz.

Curiosamente Brunete siempre ha formado parte de mi vida porque mi padre estuvo en la Batalla de Brunete y siempre nos contaba sus historias.”

MB: Además, no vives ajeno a la realidad del pueblo, ya que participas y colaboras de forma altruista y generosa en cada cosa que se te propone desde los colegios, el Ayuntamiento… Habitualmente se te ve paseando por sus calles con la familia…

DC: Brunete se ha convertido en mi pueblo de verdad, en el pueblo donde han nacido mis hijos, donde están creciendo;  un buen día, se convirtió en algo muy importante en mi vida. Este es el pueblo de mis hijos, ellos son brunetenses, yo soy brunetense y mi mujer lo es también, de pronto descubres tu sitio en el mundo, sucede de forma casual, quizás es el destino, no lo sé pero sí se ha convertido en mi pueblo y eso no es un asunto menor, me siento muy implicado en la vida del pueblo, y me siento muy afectado por las cosas que suceden en él, tanto para bien como para mal, y se ha convertido en el lugar donde he echado raíces y tengo mi hogar. Brunete entró en mi vida y se quedó, convirtiéndose en algo importantísimo para mí y para mi familia.

Brunete entró en mi vida y se quedó.”

Desde masbrunete.es queremos agradecer a David Cantero que nos hiciera un hueco en su apretada agenda, ahora que además se halla de promoción de su última novela. Le deseamos toda la suerte y el mayor éxito de ventas porque, sin duda, “El destino era esto”, lo merece.  Gracias doblemente por permitirnos adentrarnos más allá de su faceta literaria, y compartir tantos recuerdos y reflexiones que refuerzan nuestra idea previa de que es un profesional extraordinario y una persona absolutamente fascinante.

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *