En 1913 se inaugura la Estación Central de Nueva York, la más grande del mundo

estacion_central_nueva_york_1913

El 2 de febrero de 1913 se inauguraba la estación Central, nueva e imponente terminal ferroviaria de Nueva York.  Situada en el centro de Manhattan, era la más grande del mundo, gracias a sus 48 vías. El edificio con armazón de acero y revestimiento de granito y mármol fue proyectado por los arquitectos Warren y Wetmore. Un buen ejemplo de estilo beaux arts que dominaba buena parte de los edificios públicos del momento.

La entrada estaba coronada por esculturas de Mercurio, Hércules y Minerva y el interior cubierto por un alto techo abovedado adornado con más de 2.500 estrellas pintadas.

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *