El gobierno de Brunete y su panfleto de la vergüenza pagado con dinero público

EDITORIAL

panfleto

Recién concluido el mes de julio, ese mes que suele resultar el más caluroso del año y ese mes en el que tras la celebración de los Sanfermines, los pamplonicas cantan con tristeza el famoso “Pobre de mí…”. Pues ese mismo rezo… pobre de mí, pobre de Brunete, se me viene a la cabeza cada vez que soy consciente de la que se nos avecina con el nuevo gobierno tripartito que lidera el socialista José Manuel Hoyo, conformado por PSOE, Ciudadanos y Ganar Brunete (Podemos, para los amigos).

Y en este contexto de la que se nos avecina a todos los brunetenses, el nuevo equipo de Gobierno se atreve a buzonear un panfleto de resulta una absoluta vergüenza por tres razones fundamentales: por sectarismo, por el gasto económico que ha supuesto para no decir nada, y  por su contenido manipulador y falaz.

Resulta totalmente inaudito y bochornoso que un equipo de Gobierno utilice los medios institucionales de un Ayuntamiento (panfletos, redes sociales, etc.) para emitir opinión política, con críticas directas y manipulando informaciones de forma partidista contra un gobierno anterior de distinto signo político, al que por cierto, han votado cerca del 42% de los brunetenses en las últimas elecciones municipales. Señores del tripartito, las críticas y la propaganda política se hacen, por ética, desde los propios partidos políticos y con los medios económicos particulares de cada uno de ellos, nunca desde una institución oficial y financiándolo con el dinero público de todos los contribuyentes.

Sin duda un ejercicio de sectarismo, del hace gala permanentemente este nuevo equipo de Gobierno, que gobierna solo para sus votantes en lugar de hacerlo para todos los brunetenses.

Pero siguiendo con el panfleto, el contenido además de proselitista, no tiene desperdicio. En la portada indica: “primeros 30 días de gobierno” y en su interior, solo se hace alusión a la deuda del Ayuntamiento, eso sí, desde un punto de vista totalmente partidista, basado en la demagogia y la falacia. A esto me referiré un poco más adelante, de momento si me lo permiten quiero analizar brevemente el continente…

Imprimir un folleto sobre los primeros 30 días de gobierno y no hacer alusión nada más que al monotema que repiten cual mantra, sin explicar iniciativas, proyectos, gestión…es más que lamentable, pero lo más triste es que esta es la cruda realidad, porque en 30 días no han hecho absolutamente nada. Bueno, una cosa sí… ¡Se han subido el sueldo! Esa ha sido la única medida estrella de su primer mes de gobierno: el señor alcalde, el socialista José Manuel Hoyo, se ha subido el sueldo un 35% respecto al anterior regidor del Partido Popular que cobraba 37.920, llegando a los 51.050 euros, tope máximo salarial que establece la Ley de Administración Local para municipios entre 10.001 y 20.000 habitantes, como es el caso de Brunete, con 10.596 habitantes censados en 2018.

Pues el panfleto no tiene más contenido, eso sí, los que criticaban las fotos, ahora sí gustan servirse de ellas. Porque para ilustrar tan docto documento, han recurrido a una sesión fotográfica en la que toda la Corporación posa sonriente a doble página interior, excepto el alcalde, que ocupa con su presencia toda la portada. Lo dicho, sesión de fotos y fotografías a todo color y para rematar, la contraportada en blanco, por otro lado algo totalmente lógico, cuando no hay nada que contar.

Pero lo más grave de la cuestión es que supone un intento de manipulación a los vecinos, a través de la desinformación, la falacia y la demagogia.

Es cierto que el Ayuntamiento de Brunete tiene deuda, pero lo que el tripartito oculta en todo momento es que esta deuda viene arrastrada desde años anteriores y que se ha visto incrementada puntualmente por los motivos que explico más adelante. Tampoco dice que la oposición entre 2011 y 2015 (de la que formaba parte el PSOE e Izquierda Unida –ahora absorbida por Podemos-, junto con el desaparecido UPyd) contribuyó a que no pudiera sanearse tal deuda, votando en contra de los créditos ICO que el Gobierno nacional había facilitado a todos los Ayuntamientos para refinanciarse después de la crisis padecida en España o votando en contra de convenios como el que el Canal de Isabel II ofreció a los municipios de Madrid para formar parte de su accionariado, y que de haber votado a favor tal como propuso el Partido Popular que entonces gobernaba en minoría, hubiera supuesto unos ingresos de más de 3 millones de euros para nuestro municipio. Y del que solo quedaron excluidos por los imponderables políticos, ocho municipios de la Comunidad de Madrid, entre ellos Brunete.

Es decir, el PSOE que ahora se rasga las vestiduras focalizando todo su esfuerzo en ladrar sobre la susodicha deuda, contribuyó entre los años 2011 y 2015 a que Brunete no pudiera sanear la que durante décadas lastraba… pero ellos tiran la piedra y después esconden la mano.

El tripartito que lidera José Manuel Hoyo tampoco cuenta a los vecinos, que una parte muy importante del montante de esa deuda es debida al pago de sentencias judiciales urbanísticas correspondientes a décadas anteriores, por valor de más de tres millones de euros y que el Ayuntamiento de Brunete ha tenido que pagar religiosamente en estos últimos años.

Este nuevo tripartito es falaz por ignorancia y por interés. Trata de manipular la opinión de los vecinos confundiendo conceptos tan diferentes en Economía elemental como el superávit presupuestario y la deuda viva pendiente. El superávit presupuestario se produce cuando en los presupuestos la partida de ingresos supera la partida de gastos. Circunstancia que ocurre en Brunete, habiéndose logrado cerrar tres años consecutivos con superávit presupuestario, gracias a una gestión austera y eficiente, incluso a pesar de haber bajado los impuestos a los vecinos (el IBI, por ejemplo, una media del 25% en los tres últimos años). En este sentido resultó decisivo que el Gobierno del Partito Popular contara con mayoría absoluta la pasada legislatura, para llevar a cabo este tipo de iniciativas, ya que la entonces oposición conformada por PSOE y Ganar Brunete (Podemos) votaba siempre en contra.

Sin embargo, la deuda viva, se refiere a los pagos pendientes a proveedores y en este capítulo, hay que diferenciar igualmente,  las facturas contabilizadas impagadas en las que el gasto ya está imputado de aquellas otras facturas sin contabilizar, y de esas parece que no han encontrado ninguna. Pero es mejor desinformar y maquillar los datos para tratar de confundir a los vecinos, lo cual más que poco o nada ético es una auténtica vergüenza.

Por otro lado, resulta un ejercicio de cinismo brutal, que el actual gobierno se esté negando a pagar a los pequeños comercios locales las facturas pendientes que ya estaban contabilizadas y reconocidas, con la justificación de que “no hay dinero”, cuando por otro lado lo están gastando en subirse unos sueldazos, en pintar sus despachos y en imprimir panfletos con sesión fotográfica incluida.

Finalmente, me atrevería a realizar una sugerencia. La imagen que dan al pueblo y a posibles inversores que se estaban planteando su establecimiento en Brunete para generar trabajo, riqueza y por tanto pagar impuestos para ir liquidando la deuda, es paupérrima con este tipo de alegatos de victimismo. Si la imagen que pretenden dar de Brunete es la de un pueblo que vive en el NODO, pobre y endeudado, disfrazando la realidad de un municipio que crece y que tiene aprobado un Plan Especial de Infraestructuras que abre la puerta al desarrollo del Plan General de Ordenación Urbana que prevé la construcción de 18.000 viviendas en 30 años, creánme que van a generar la huida de inversores y constructores, y Brunete volverá a perder una vez más, el tren del progreso que el anterior gobierno dejó preparado en el andén. De hecho, me consta que un megaproyecto para la ubicación de un gran centro logístico que una de las empresas más punteras y famosas del sector de la venta por internet había anunciado que iba a ubicar en nuestro municipio ya ha encendido el semáforo en rojo.

Pobre Brunete… Ya se va el tren.

Comments
  1. Juan

    Que pena ni querer a tu pueblo, allí donde vives, allí donde crías a tus hijos, donde tienes tus amigos… Que pena querer destruir el presente y futuro a base de una ideología absurda de eliminación de posibilidades de riqueza y empleo que otros rezarian por solo tener la posibilidad de soñar con ello.
    Que pena que los que dicen ser los buenos llegan se suben el sueldo y rompen nuestro futuro.
    Que pena me das Brunete que nadie lucha por ti, que pena que solo seas utilizado para el interés de unos personajes que ni si quiera son capaces de mirar por el bien de sus hijos, como para mirar por sus vecinos. Que pena…
    Que pena que no os hagan YA una moción de censura. Que pena que Ciudadanos os haya apoyado… Que pena
    Con suerte en breve nos dais una alegría, no hay excusa para apoyar a este mal gobierno de Brunete. Os agradeceremos que YA los censureis, los largueis, y volváis a trabajar de inmediato a construir el presente futuro de mi pueblo SIN PENA y dadnos, por favor ALEGRÍAS.

  2. LAURA

    Totalmente de acuerdo con el articulo, de hecho quise devolverle el panfleto con el siguiente texto:» POR ESO TU LO ARREGLAS SUBIENDOTE EL SUELDO, ME PUEDES DECIR QUE VAIS A HACER VOSOTROS POR BRUNETE, CUAL ES VUESTRO PROGRAMA»

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *