Destino: El Escorial, en el tren turístico de Felipe II

tren_felipe_ii_puente

Viajar en tren es sin duda una de las formas más bellas de practicar turismo, ya que a la vez de efectuar el trayecto, se puede disfrutar ampliamente del entorno que envuelve el recorrido, hasta llegar al destino deseado. El Tren de Felipe II es un tren turístico que permite llegar a El Escorial, desde la estación de Príncipe Pío de Madrid, disfrutando no sólo de la gran oferta patrimonial, cultural, artística y gastronómica del destino, sino de la gran riqueza natural de su recorrido que se adentra en la Sierra de Guadarrama.

mapa_recorrido_tren

El tren está compuesto por una locomotora y cuatro coches de viajeros del siglo XX, una auténtica joya histórica ferroviaria. La cuidadosa restauración del tren, permite disfrutar a los pasajeros de un apasionante viaje a otra Época. Los departamentos con capacidad para ocho personas, lucen preciosos acabados y poseen un ventanal que ofrece la mejor vista para disfrutar de las increíbles vistas del paisaje de la Sierra de Guadarrama.  La magia y el encanto del tren, permiten trasladarse a otra época, con cuidados detalles como que los revisores vayan uniformados de época. En este contexto, casi resulta sorprendente que el tren viaje a una velocidad de  100 km/h.

Una gran apuesta de la compañía ALSA

Más de cien años de experiencia en el transporte de viajeros avalan a la compañía ALSA, responsable de la puesta en marcha de este tren turístico. Esta gran apuesta supone un gran hito en la historia de la compañía ALSA, así como en la historia de los ferrocarriles españoles, al convertirse en el primer tren de viajeros operado por una compañía privada en este siglo.

Esta iniciativa turística ferroviaria  es el resultado de la alianza entre ALSA, como operador, con la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, la Comunidad de Madrid, Patrimonio Nacional y los Ayuntamientos de San Lorenzo de El Escorial y El Escorial.

Puesta a Punto del Tren de Felipe II

A finales del año 2016, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y ALSA firmaron diferentes acuerdos con el objetivo de poner en marcha y explotación del Tren de Felipe II.

tren_felipe_ii

De esta manera, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles puso a disposición de ALSA diferentes vehículos ferroviarios para que fueran restaurados siguiendo los más estrictos procesos históricos. En concreto, este tren histórico arrastrado por una locomotora diésel de la serie 321, datada en la década de 1960, está compuesto por cuatro coches de viajeros de la serie 5000 y 6000, todos ellos de los años cuarenta. La perseverancia y buen hacer, en este caso, de la Asociación Venteña de Amigos del Ferrocarril durante más de veinte años, ha permitido la conservación de este valioso patrimonio ferroviario.

Algunos apuntes sobre Felipe II

lamina_tren_felipe_ii

Felipe II de España, llamado «el Prudente», fue rey de España, de Nápoles y Sicilia, de Portugal y los Algarves, y de Inglaterra e Irlanda iure uxoris.

Hijo y heredero de Carlos I de España e Isabel de Portugal, hermano de María de Austria y Juana de Austria, nieto por vía paterna de Juana I de Castilla y Felipe I de Castilla y de Manuel I de Portugal y María de Aragón por vía materna, es uno de los monarcas más importantes de la Historia.

Modernizó el primer imperio de carácter mundial, en el que “nunca se ponía el Sol”, que integraba territorios de todos los continentes, lo que le supuso numerosas conflictos con varias potencias internacionales.

En 1561 trasladó la capital de España a Madrid y en 1563 inició las obras de construcción del Monasterio de El Escorial, donde murió el 13 de septiembre de 1598 a los 71 años de edad.

Qué ver a bordo del tren

San Lorenzo de El Escorial

1_san_lorenzo_escorial

La construcción y el funcionamiento del Monasterio generó la necesidad de construir algunas construcciones complementarias a su alrededor. La Primera (actualmente con numerosas salas de exposiciones) y Segunda Casa de Oficios (actualmente el Santuario de la Virgen de Gracia) acogen diferentes dependencias palaciegas y la Compaña (hoy Real Centro Universitario Escorial – María Cristina) es utilizada para el servicio de la orden Jerónima.

Este escenario se mantiene hasta que los Borbones suceden a los Austrias en la corona de España. Carlos III iniciará la transformación de San Lorenzo de El Escorial en un Real Sitio que culminará Carlos IV. Las necesidades de una corte itinerante en función de la época del año determinaron el crecimiento de la ciudad. A San Lorenzo de El Escorial venían en otoño para disfrutar de la caza, una de las principales aficiones regias.

Se construyen la Casa de las Infantes y la Casa de Ministerios en el entorno del Monasterio y las Casitas del Príncipe y la Casita del Infante. Todo este espacio tan espectacular conforma el Monasterio y Sitio de El Escorial que la UNESCO declaró Patrimonio Mundial en 1984 y reconoció como Valor Universal Excepcional en 2014.

En el extremo norte va extendiéndose una pequeña ciudad, San Lorenzo de El Escorial, creada al servicio de las Jornadas Reales. La Casa de las Columnas y el Mercado público para el abastecimiento de productos, el Real Coliseo Carlos III (BIC) para el divertimento de la corte, la Casa de los Infantes (BIC) para dar cobijo a las familias de los hijos de Carlos III las Casas de los Duques de Arcos y de Medinacelli, las numerosas Casas para Arrendar por quienes acompañaban a los reyes y otras edificaciones confieren singularidad al Conjunto Histórico Artístico de San Lorenzo de El Escorial declarado BIC en 1971. Otro de sus edificios son las Cocheras del Rey que alberga un Museo de carruajes de gran interés.

La riqueza natural de la zona, con el Pinar de Abantos y el Bosque de La Herrería, declarados BIC en 1971 y la amplitud de la Red Natura 2000 en el municipio forman el escenario natural sobre el que se asientan el Monasterio y San Lorenzo de El Escorial.

En San Lorenzo de El Escorial se hallann numerosos Árboles singulares de la Comunidad de Madrid, tales como castaños de indias, cedros, pinsapos, sófora, castaños, etc. en diferentes rincones del municipio.

Desde la Silla de Felipe II se divisan unas maravillosas vistas del Monasterio y su entorno como, según algunos autores, debió hacer Felipe II en su época.

En el Arboreto Luis Ceballos se puede visitar  un magnífico Museo vivo de especies forestales que acoge más de 250 árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares, junto a varios espacios dedicados a la cultura forestal y al conocimiento de la flora y fauna que podrás descubrir a través de diferentes sendas temáticas. En Insectpark, se puede admirar el inmenso y variado mundo de los insectos. En este Museo de la microfauna de especies vivas y colecciones científicas de mariposas, insectos invisibles, bichos curiosos y espeluznantes (arañas, tarántulas, escorpiones etc.). Un lugar para disfrutar con toda la familia.

El Escorial

el_escorial

El Escorial era una pequeña población (unas 100 almas) perteneciente a la Comunidad y Tierra de Segovia a través del sexmo de Casarrubios del Monte.

La casa del cura vicario y el “Monasterio de prestado” sirvieron de aposento a Felipe II durante la primera fase de construcción del Monasterio. Las pocas casas existentes dieron cobijo tanto a religiosos como a personal administrativo y laboral de las obras del Monasterio. La afluencia de trabajadores y los abastecimientos necesarios provocaron la extensión de la población.

Auspiciada por el monarca y como reconocimiento a El Escorial, el arquitecto Francisco de Mora construirá la Iglesia de San Bernabé (BIC) siguiendo las pautas herrerianas, en el lugar de la iglesia prexistente.

En la Granjilla, antigua Fresneda, (BIC) Felipe II mandó construir un palacete para su disfrute y el de los monjes de la comunidad jerónima. La monarquía española vino disfrutando de este espacio hasta su desamortización en el siglo XIX.

A finales del XVIII, entre El Escorial y San Lorenzo de El Escorial, se construye la Casita del Príncipe, para disfrute del hijo de Carlos III, que reinaría como Carlos IV. Este espacio forma parte de la declaración como Patrimonio Mundial del Monasterio y Sitio de El Escorial.

Monasterio de San Lorenzo del Escorial

monasterio_el_escorial

Cualquier definición se queda corta al contemplar el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Felipe II no pudo escoger mejor emplazamiento para construir la considerada en su época como “Octava Maravilla del Mundo”.

Resume el carácter del rey Felipe II, muy influenciado por su padre, el emperador Carlos V, sobre todo los últimos años, cuando vivió con los monjes del Monasterio de Yuste.

Promovido por un rey profundamente religioso como agradecimiento a Dios y como futuro mausoleo de sus padres, sus descendientes y su propia persona. El Monasterio está dedicado a San Lorenzo, nombre del santo del día en que se produjo la victoria contra los franceses en la batalla de San Quintín, el 10 de agosto de 1557. Palacios reales, panteón real, basílica, biblioteca, colegio, monasterio… este “monumento” recoge conocimiento, oración, poder… en piedra. Granito trabajado por más de 3.000 personas durante 21 años para dar forma a un edificio único en el mundo y máximo exponente de la arquitectura renacentista española.

Iniciado por Juan Bautista de Toledo, las obras fueron reorientadas y terminada por Juan de Herrera quién le dio un estilo propio conocido como herreriano.

El paseo por el Jardín de los Frailes, a través de sus setos geométricos es una delicia. Desde allí se contemplan la zona de huertos, el estanque, el pozo de la nieve del Monasterio y la Cachicanía. A la salida no dejes de hacerte una foto desde el mirador de la fachada sur del Monasterio.

El proyecto nace como un monasterio, pero acabó siendo mucho más. Decidida la ubicación del Monasterio en la dehesa de la Herrería, Felipe II inicia un proceso de adquisición de tierras cuyo objetivo era dotar al Monasterio con una serie de bienes que permitirían a los monjes Jerónimos hacerse cargo de su mantenimiento (La Herrería, La Fresneda, El Tovar, El Campillo, Monasterio, etc.). Este territorio histórico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Comunidad de Madrid, alberga valores artísticos, históricos y naturales de estos enclaves que quedaron dentro de la Cerca histórica de Felipe II.

La Casita del Príncipe o Casita de Abajo

CP-Jardines_Casita_del_Principe

Un “Gran Bosque de Gigantes” nos espera al entrar en sus jardines. Secuoyas y pinsapos centenarios, una casa palaciega e innumerables historias y leyendas se abrirán ante nuestros ojos para trasladarnos a la “Corte Itinerante”. Aquella que llevaba a los reyes hasta El Escorial, todos los años, para disfrutar de sus bosques y montañas.

“Caminaremos” sobre la Historia de España para adentrarnos a través de este singular espacio, también conocido como Casita de Abajo, elegido como pabellón de recreo para uso de Carlos IV, por entonces Príncipe de Asturias, en un bosque de robles entre el Monasterio de El Escorial y el núcleo urbano escurialense. No muy lejos de su enclave se encuentra la Casita del Infante o de Arriba, destinada al infante Gabriel de Borbón, hermano de Carlos III.

La Casita del Infante o Casita de Arriba

la_casita_del_infante

Precioso y coqueto jardín dieciochesco, que nos servirá de punto de partida para iniciar un paseo a través del tiempo.

El infante Gabriel y su pasión por la música llevó al rey Carlos III a mandar construir esta Casita, rodeada de árboles centenarios, en un enclave absolutamente privilegiado, pues cuenta con las mejores vistas del Monasterio de El Escorial.

Calendario

Salida: 10.20h. – Estación de tren Madrid – Príncipe Pío

Regreso: 18.20h/16.20h  Estación de tren de El Escorial

Noviembre:  Sábados, Domingos y días 3, 9 y 10.

Diciembre: Sábados y Domingos, y 6, 7 y 8.

____________________________________________________

Imágenes y documentación: www.trendefelipeii.com

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *