Cómo hacer el mejor espeto de sardinas

espeto_sardinas

El verano nos trae sol, largas jornadas de luz y, para muchos afortunados, unas merecidas vacaciones a la orilla del mar. Si, además, nuestro destino veraniego está en las costas españolas, contaremos con el privilegio añadido de disfrutar de generosos baños de agua de mar y sol, de paseos al atardecer respirando la brisa y de un amplio abanico de posibilidades culinarias, a cada cuál más sabrosa, que incluye platos costeros tan típicos como arroces, pulpo, calderetas de pescado, mariscos, pescaíto frito y el gran clásico: espetos de sardinas a la brasa.

La sardina encierra la esencia del verano, y en cada mordisco podemos hallar la fusión de la carne de un sabroso pescado que guarda todo el sabor del mar, y el ahumado de las brasas, con los matices de las maderas que conforman las ascuas sobre las que se han asado.

Este pequeño pez es un tesoro para la salud, ya que además de aportar solo 150 kilocalorías por 100 gramos, este pescado azul, reduce el colesterol y es rico en vitaminas A, B, D y E, calcio, potasio, fósforo, zinc, magnesio, yodo y hierro.

Los expertos afirman que una buena sardina no debe ser demasiado grande, sino tener un tamaño terciado, ya que a mayor tamaño, pueden tener peor textura y menor sabor.

El primer paso fundamental es realizar un buen ensartado. Lo ideal es hacerlo con un palo de caña. Aunque algunos espeteros las ensartan bocabajo, es mucho más recomendable hacerlo bocarriba, es decir, introducir el palito por el lomo y que salga por la tripa. Pero no se debe hacer de cualquier modo, sino rozando la espina, sin romperla y que el ensartado sea limpio. Siempre, la sardina entera y sin limpiar de escamas y tripillas.

plato_sardinas

Deben asarse siempre con fuego fuerte, antes de que se hagan las brasas de madera seca, si es olivo mucho mejor, pero nunca sobre carbón vegetal o similar. Una vez ensartadas bocarriba, se sazonan generosamente y se ponen al fuego fuerte durante un minuto y medio o dos, como mucho.

Si se realiza el fuego sobre la arena de la playa (en un espacio para ello), el resultado es espectacular, al haberse asado al aire libre.

 

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *