Cómo actuar ante el peligroso golpe de calor

logo_isa_ros_herbolario_def

Patrocina esta información

Golpe-de-calor

Cada vez resulta más frecuente escuchar hablar sobre los golpes de calor, pero ¿qué son realmente? Pues, sencillamente, un golpe de calor es la incapacidad de nuestro organismo para refrigerarse y mantener la temperatura interna entorno a los 36/37º C. Por ello se origina cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40º. Cuando se sufre un golpe de calor sube la temperatura y se pierden abundantes líquidos corporales, así como sales minerales necesarias para que el cuerpo funcione correctamente. Este hecho, lleva a que se produzcan elevas probabilidades de padecer daños neurológicos o, incluso, morir.

Para saber si se está sufriendo un golpe de calor, es preciso conocer los síntomas, estos son: calor, sequedad, piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, temperatura superior a 40º C (medido en la axila),  sudoración excesiva, agotamiento, calambres musculares, agitación, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, cansancio o debilidad, mareos, vértigo, confusión, desorientación, delirios, convulsiones, pérdida de conciencia, coma, o incluso la muerte.

Las personas que tienen mayores posibilidades de sufrirlo son los niños de menos de 6 años o mayores de esa edad con sobrepeso, las personas mayores de 65 años, aquellos que padezcan alguna enfermedad de tipo cardiaco, renal o neurológico, quienes han estado expuestos al sol y se han quemado la piel y los que han abusado de bebidas alcohólicas, ya que el alcohol acelera la deshidratación y aumenta la temperatura de nuestro organismo.

La mejor forma de evitar sufrir un golpe de calor es evitando consumir bebidas con cafeína o teína, con alcohol o con alto contenido en azúcar; evitar las bebidas muy frías o muy calientes; olvidarse de las comidas muy pesadas y hacerlas frugales, aunque con mayor asiduidad; hidratarse con agua, frutas y verduras; buscar las sombras y no hacer ejercicio en las horas de más calor; utilizar ropa ligera y de colores claros; y, finalmente, ducharse con agua fría o templada.

Para mantenernos correctamente hidratados en verano, es preciso beber agua a lo largo del día, aunque no tengamos sed. Lo ideal sería estar por encima de los dos litros o los ocho vasos de agua al día. Pero no solo nos podemos hidratar a base de agua, también, lo podemos hacer por medio de frutas con alto contenido en líquido, tales como el melón, la sandía, piña, kiwi o naranjas; y las verduras como pepino, lechuga, rábano, tomates o espinacas; podemos reducir el consumo de proteínas procedentes de las carnes, pues estas necesitan gran cantidad de agua para digerirse, lo que produce una reducción de nuestros líquidos corporales.

En caso de padecer un golpe de calor lo que se debe hacer es beber agua fresca o mejor aún, bebidas isotónicas, en caso de no disponer de ellas, añadir al agua una cucharadita de sal y un chorro de miel con unas gotas de limón, la persona afectada debe permanecer en un lugar fresco y ventilado, no se le deben administrar medicamentos antifebriles, tipo ibuprofeno o paracetamol, tampoco se le deben dar friegas por la piel con alcohol, tratar de dar un baño con agua templada, a unos 30º, en su defecto aplicar paños de agua fría sobre todo el cuerpo, y, cómo no, llamar al médico de urgencias lo antes posible.

En definitiva, en verano es preciso hacer aquello que más nos gusta, pero con cabeza, como bañarnos en la piscina o la playa, pero tratando de estar a la sombra en las horas de más calor y no olvidarnos jamás de usar cremas de protección solar; hidratarnos abundantemente con nuestras bebidas favoritas, pero eso sí, que no contengan alcohol ni mucho azúcar; beber gazpacho o zumos de frutas, por ejemplo, o comer verduras y frutas crudas con alto contenido en agua; hacer ejercicio, sí, pero a primera hora del día o a última; y, en general, hacer todo aquello que el sentido común nos dicte que debemos hacer cuando hace calor.

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *