Camino del Mundial (capítulo 1º)

roman_destacada

Por Román de Alba

Camino_del_mundial_1

El próximo 14 de junio, se iniciará la 21ª edición del Campeonato Mundial de Fútbol.  En esta ocasión, la cita será en tierras rusas. Allí, el balón empezará a rodar y el negocio de la pelota inundará el planeta. Sí, lo denomino “negocio” porque al margen del beneficio crematístico, no son pocos los que usan dicho impacto mediático en pro de sus ideales políticos, financieros, etc. Mas, no deseo socavar el espíritu que debería llevarnos a tomarlo como una fiesta. Una reunión cuatrienal donde se juntan la voluntad y exigencia del balompié mundial.

En este primer artículo, deseo captar vuestra atención, descubriendo datos que pueden resultar curiosos.

Por ejemplo: ¿sabíais cuántos años estuvieron dándole vueltas a la posibilidad de hacer el 1º Mundial? Concretamente… ¡27 AÑOS! Sí, lo que en la edad moderna daría para casi 7 mundiales.

En mayo de 1904, se celebra en París la primera toma de contacto: 1º Congreso de FIFA (Federación Internacional Fútbol Asociación). La cosa pareció fraguar, dado que se pensó para el año siguiente la Fase Clasificatoria y una Final. Se configuran cuatro grupos y los ganadores de los mismos accederían a esa Fase Final.

Grupo 1º: Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda.

Grupo 2º: Bélgica, España, Francia y Holanda.

Grupo 3º: Austria, Hungría, Italia y Suiza.

Grupo 4º: Alemania, Dinamarca y Suecia.

Como puede verse, todos los participantes eran europeos, por lo que llamarlo Mundial era algo bastante particular…

Desgraciadamente, los cimientos de la FIFA eran endebles todavía y no se hizo. Por lo que estos locos del balompié tuvieron que distraerse en Juegos Olímpicos. Estos últimos demostraron que la idea de un Mundial no era nada descabellada, dada la aceptación de este deporte. Así, diez años después del primer Congreso, y ya con la presencia del impulsor Jules Rimet, se reúnen de nuevo en Cristiania (actual Oslo). De allí salen con la idea de que esto ya no tiene marcha atrás. Pero, se encontrarán con otro terrible y traumático imponderable: ¡PRIMERA GUERRA MUNDIAL!

Después de varias reuniones, será en Barcelona (1928) donde se fija que el evento será cada cuatro años; a mitad de camino entre Juegos Olímpicos.

Ese será el inicio del Campeonato del Mundo; Copa Jules Rimet, por lo que significó en la realización del proyecto. En dicha reunión de Barcelona, se votó y ganó por unanimidad para que la primera edición fuese en URUGUAY. Lo que parecía ser el inició de una bella aventura… se convertirá en el primer gran problema de eso que, décadas más tarde, denominaremos como “Globalización”. A saber… que el verano austral no tienen nada que ver con lo que tenemos en el viejo continente. O que los transportes de la época eran largos y tediosos.

Todo ello lo veremos en el artículo de la semana próxima, donde tocaremos las curiosidades de los dos primeros Campeonatos del Mundo:

¡URUGUAY  1930!   ¡ITALIA 1934!      

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *