Alexander Fleming descubre la penicilina en 1928

fleming

En septiembre de 1928, el médico y biólogo Alexander Fleming realizaba uno de los descubrimientos más importantes de la historia, casi por casualidad. Al irse de vacaciones se olvidó en el laboratorio un recipiente con estafilococos, una bacteria nociva para los seres humanos. Al volver, tres semanas después, advirtió que el recipiente se había llenado de un moho de penicilium notatum, un hongo que suele darse en el pan.

También observó que en las proximidades del moho no había bacterias, lo que indicaba que el hongo impedía su reproducción. Fleming descubrió que no dañaba los glóbulos blancos, por lo que se podría utilizar para tratar las infecciones bacterianas en los humanos.

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *